Perdón

Publicado en por nazaret.over-blog.es

Es algo que me persigue años atrás,
mi gran defecto,
mi enorme fallo,
pensar que cambiará,
es algo que no me deja pensar,
me quita el sueño porque sé que esta culpa no cesará.

Quiero hacer las cosas bien de una vez,
dejar de sentirme culpable,
ha pasado demasiado tiempo,
ahora las cosas van a cambiar.

Mi familia, lo que más quiero,
a veces, lo que menos aprecio.
Tengo que dejarlo,
quiero deciros que...

Perdón por ser así,
por no saber actuar bien,
por contestar de esa manera tan horrible.
Mamá, perdón.
Por no saber parar a tiempo y razonar,
por las palabras que te di en esos momentos.
Papá, perdón.
Por no cesar, y reaccionar así, de veras,
juro que quiero cambiar,
pero no puedo aunque yo quiera,
lo siento, ya no sé qué hacer,
os quiero pero, no sé demostrároslo, joder.

¿Por qué no puedo ser con vosotros como quisiera?
No dejo de haceros daño con esta forma de ser.
Me duele tanto el hecho de notar como me largo
y dejo un silencio que rompe vuestro corazón, tal vez.
Quisiera que supierais que siempre he querido estar a vuestro lado,
y abrazaros y deciros cuánto os quiero.
No sé pedir perdón de otra manera
y ojalá que con el tiempo todo cambie,
porque es todo lo que espero.

Perdón, por ser la culpable de muchas lágrimas.
de no contaros nada en más de alguna ocasión.
Perdón, por no guardar aquel secreto y confiar en alguien más,
lo siento, fue una equivocación.

Nunca quise fallaros, lo juro, pero caí,
y a pesar de haceros daño siempre estuvisteis ahí.
Perdón, es algo que me persigue
y yo no consigo deshacerme del demonio que vive dentro de mí.

Perdón, sé que os habré fallado alguna vez,
pero no puedo volver para sanar el error,
es una parte de mí que no valora ese amor que me dais,
y aunque lo intente no puedo hacerlo mejor.

Perdón, por refugiarme siempre en mi cabeza
y no contar con vuestro apoyo por miedo a no hacerlo bien,
lo siento, ya no sé qué hacer,
es una lucha persistente contra mi maldito parecer.

He cerrado tantas veces esa puerta y me he largado,
con el corazón en la garganta,
apenas sin pensarlo,
con el portazo en la mente,
y tan consciente de mis actos,
que mi castigo es ser yo cuando trato de evitarlo.

He causado tantas cosas negativas a vosotros,
y a la gente que esperaba que actuara diferente,
y tan pendiente de no hacer las cosas mal,
que era imposible que al final todo pasara,
y me tacharan de imprudente.

He pensado tantas veces en cambiar radicalmente,
mi camino y mi destino,
quizá para ser más fuerte,
pero miento cuando quiero conseguirlo,
porque intento que mis ojos nunca miren lo que en realidad es cierto.

Disculpa mis palabras cada vez que te ofendí,
discúlpame aquel día cuando me alejé de ti,
perdóname mamá, papá, hermana,
supongo que éste es el precio a pagar por ser humana.

¿Por qué no puedo ser con vosotros como quisiera?
No dejo de haceros daño con esta forma de ser.
Me duele tanto el hecho de notar como me largo
y dejo un silencio que rompe vuestro corazón, tal vez.
Quisiera que supierais que siempre he querido estar a vuestro lado,
y abrazaros y deciros cuánto os quiero.
No sé pedir perdón de otra manera,
y ojalá que con el tiempo todo cambie,
porque es todo lo que espero.

A veces, es difícil expresar lo que una realmente siente,
me resulta complicado expresar este nudo en la garganta.
Soy consciente de que mis palabras hacen daño,
lo sé, la primera que lo nota soy yo.
Pero voy a cambiar,
por mí y por vosotros.
Ésta es mi manera de explicaros cómo soy.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Papa 04/22/2012 01:33


Me encanta , simplemente me encanta.