Mauricio Colmenero también levanta ampollas en Cataluña

Publicado en por nazaret.over-blog.es

Últimamente la cadena de Mediaset se está luciendo. Hace unas semanas en un encuentro digital con José Luis, tronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa', publicaron por culpa de un "error humano" la siguiente pregunta: "¿Preferirías que tu hijo fuese negro, homosexual o catalán?". Como no tuvieron suficiente con la lluvia de críticas que se les vino encima, han reincidido. El blanco vuelven a ser los catalanes, contra quienes cargó el pasado domingo el simpático Mauricio Colmenero, el personaje más gamberro de 'Aída'.

 

Mauricio y su amigo 'Machu Pichu'.

 Ese hombre bigotudo, a medio camino entre Alfredo Landa y Torrente, soltó por su boquita: "Que un niño abandonado se lo quede un catalán sería peor que cualquier indeseable". ¿Acaso se han vuelto locos los guionistas? ¡Están ofendiendo a siete millones y medio de ciudadanos!

 

Lo más cuestionable es que esta mayúscula metedura de pata se pudo evitar. Por algo en Fuencarral revisan sus contenidos al dedillo por el bien de sus audiencias, ¿no? Solo se me ocurre que todo estuviera premeditado y que se buscara dar que hablar.

Los guionistas justifican que Colmenero es una "caricatura" y representa lo más necio de esta sociedad: es franquista, racista, homófobo, asiduo a los prostíbulos... ¿Y qué? ¿Sale gratis herir sensibilidades bajo este absurdo pretexto? Yo digo que no, rotundamente.

Como cabía esperar los medios catalanes han puesto el grito en el cielo. Hasta Julia Otero se ha pronunciado en su Twitter: "Los tontos hacen horas extras".

Personalmente, aunque me encante 'Aída', considero que los guionistas deberían rebajar el tono. También la comunidad inmigrante está harta de que Mauricio denigre a 'Machu Pichu' y le vilipendie como si se tratara de su esclava.

No obstante, en el pasado hubo controversias más delicadas. Sin ir más lejos, en 2007 la Fundación Alpe Acondroplasia denunció a la serie de Globomedia por un diálogo en el que el dueño del Bar Reinols se mofaba de los discapacitados. La organización emprendió acciones legales por las "violaciones de los derechos fundamentales a la dignidad, el honor y la propia imagen de las personas con talla baja". Sea como fuere, a los hechos me remito, los guionistas no han escarmentado.

Fuente:
image-copia-1
Naazaret

Últimamente la cadena de Mediaset se está luciendo. Hace unas semanas en un encuentro digital con José Luis, tronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa', publicaron por culpa de un "error humano" la siguiente pregunta: "¿Preferirías que tu hijo fuese negro, homosexual o catalán?". Como no tuvieron suficiente con la lluvia de críticas que se les vino encima, han reincidido. El blanco vuelven a ser los catalanes, contra quienes cargó el pasado domingo el simpático Mauricio Colmenero, el personaje más gamberro de 'Aída'.

Mauricio y su amigo 'Machu Pichu'.

Ese hombre bigotudo, a medio camino entre Alfredo Landa y Torrente, soltó por su boquita: "Que un niño abandonado se lo quede un catalán sería peor que cualquier indeseable". ¿Acaso se han vuelto locos los guionistas? ¡Están ofendiendo a siete millones y medio de ciudadanos!

Lo más cuestionable es que esta mayúscula metedura de pata se pudo evitar. Por algo en Fuencarral revisan sus contenidos al dedillo por el bien de sus audiencias, ¿no? Solo se me ocurre que todo estuviera premeditado y que se buscara dar que hablar.

Los guionistas justifican que Colmenero es una "caricatura" y representa lo más necio de esta sociedad: es franquista, racista, homófobo, asiduo a los prostíbulos... ¿Y qué? ¿Sale gratis herir sensibilidades bajo este absurdo pretexto? Yo digo que no, rotundamente.

Como cabía esperar los medios catalanes han puesto el grito en el cielo. Hasta Julia Otero se ha pronunciado en su Twitter: "Los tontos hacen horas extras".

Personalmente, aunque me encante 'Aída', considero que los guionistas deberían rebajar el tono. También la comunidad inmigrante está harta de que Mauricio denigre a 'Machu Pichu' y le vilipendie como si se tratara de su esclava.

No obstante, en el pasado hubo controversias más delicadas. Sin ir más lejos, en 2007 la Fundación Alpe Acondroplasia denunció a la serie de Globomedia por un diálogo en el que el dueño del Bar Reinols se mofaba de los discapacitados. La organización emprendió acciones legales por las "violaciones de los derechos fundamentales a la dignidad, el honor y la propia imagen de las personas con talla baja". Sea como fuere, a los hechos me remito, los guionistas no han escarmentado.

¿Pensáis que la frase de Mauricio denigra a los catalanes? ¿Pasará factura a 'Aída'? ¿Se está atacando a las minorías sin pensar en las consecuencias? ¿Rodarán cabezas en Telecinco algún día?

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

maria | webcam porno 11/30/2011 17:45


Siento verguenza y pena a la vez

DIEGO 11/29/2011 02:22


No entiendo que leches tienen algunas PRODUCTORAS de series de humor contra Cataluña, contra los Andaluces, Homosexuales, Discapacitados, negros y emigrantes.


Hay muchas maneras de hacer reir sin insultar, lo peor de esta serie ocurrio el día que insulto a los minusvalidos.


La serie pero creo que se pasan 3 pueblos con algunos comentarios.


"Admiro a Cataluña". Diego Fuentes Gamero  

Hoteles ASturias 11/22/2011 23:36


Es bastante curioso e interesante todo lo que nos has pusto aqui, la verdad que se nota que sabes de lo que hablas.